Niños

Esta sección se la dedico a los más pequeños.
Empezaremos con menúes ingeniosos y postres ideales para animarlos a probar diferentes alimentos de una manera original y sana.
Lo que no me falla nunca: Postres Nutritivos y Sanos sin añadidos de azúcar sobre las frutas.
1. Banana con Sorpresa: en un lindo platito infantil rebanamos una banana o plátano, le podemos colocar encima dulce de leche o manjar blanco y unas chispitas de chocolate y de sorpresa un caramelo masticable de esos que le encanan a los más pequeños (de fruta o yogurt). Alcanza con decir viene con sorpresa!!!! y corre a buscarla y lo come todo..., las amigitas ya me lo piden de postre cuando vienen a almorzar!!! guah! estoy ganando puntos con algo tan sencillo.
2. Gelatina cortada en cubitos y fruta cortada en rebanadas: armo en un lindo platito infantil, una pirámide de cubitos de gelatina de frutilla o fresa y coloco kiwi, frutillla cortadas en rebanadas y a veces uvas sin semillas cortadas haciendo lindas formas.


Secretos
  • Querés enseñar a tu hijo/a a comer la cascara de la pera, manzana , ciruela y otros? Mi secreto es el siguiente: cortar la fruta muy finita y en pedazos que resalten más la pulpa del fruto que su cáscara. Recordemos que es en la cáscara de la fruta donde más vitaminas hay. Es pura fibra y alimento que no debemos quitar, ayuda a los chicos a evitar los estreñimientos y a la piel, sobre todo previa a la adolescencia y durante la misma. Hagamos bien a nuestros hijos, enseñemos a comer bien y sano. Quizás al principio no quieran pero luego de insistir un par de veces y explicarles, ellos solos aceptan. Mi hija come a partir de los 3 años todo con cáscara, obvio que no la naranja, jajaja.
  • Querés que descubra un nuevo alimento? por ejemplo la quinua!!! empezamos con un cuento fantástico en medio de los andes con los Incas, si, obvio que les explicamos quienes eran y luego decimos, pues hoy tenemos la comida de los reyes para comer, y sabes? es muy especial (cosa que no es mentira), seguro te preguntarán y vos ahí le enseñas algo de historia y fantasía. La quinua es un alimento muy rico en proteínas e inclusive mayor que la carne. Cómo se lo puedes dar, de la forma que más le gusta a los niños comer, con mucho queso derretido. Es simple, hervir una taza de quinua en una taza y media de agua, ir controlando que no se pegue hasta que el agua se evapore, generalmente queda cocido, luego colocas un poquito de caldo de verduras y lo llevas a fuego lento. Añadir cubitos de queso mozarella hasta que tome temperatura el queso y listo. Colocar en un platito de postre junto al menú común. IMPORTANTE, debe ser un platito especial y poca cantidad. Eso los incentiva a probar. Si te preguntan porque tan poquito, aquí es donde despiertas su interés y le cuentas lo que más te guste (siempre la verdad, más vale!!!, por ejemplo: es costoso y es algo que no se come todos los días....)

Entradas populares

Lentejas con Queso Crema